miércoles

GIAN FRANCO PAGLIARO/LA BALADA DEL TIEMPO QUE PASA



Sigo soñando despierto con el ancho mar
soy capitán y mi barco va a cualquier lugar,
en cada puerto me espera una hermosa mujer
en cada pueblo un amigo
me invita a beber.
Sigo sintiendo en mi pecho el mismo dolor
cuando una mano siniestra arranca una flor,
a veces pienso que soy el mismo de ayer
el mismo que no sabía
jugar y perder.
Pero el tiempo pasa
y al pasar deja su huella
en la dura piedra
y en la flor más bella,
el tiempo pasa
y al pasar deja su huella
en la mar abierta
y en la buena estrella.
No soy el mismo de ayer y esa es la verdad
el que buscaba el camino de la libertad
con los cabellos al viento y el Sol en la piel
que cultivaba la rosa
también el clavel.
Si alguien canta me vienen ganas de cantar
si alguien llora me vienen ganas de llorar,
a veces pienso que soy el mismo de ayer
pero resulta que ahora
me canso al correr.
Es que el tiempo pasa
y al pasar deja su huella
en la dura piedra
y en la flor más bella,
es el tiempo pasa
y al pasar deja su huella
en la mar abierta
y en la buena estrella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada