sábado

JOSE RAMON FLOREZ/COMPAÑERA


Has llegado compañera
como llega la marea
con arena entre los pies,
y has traído compañera
otra vez la Primavera
a bordo de tu bajel;
al viento, tu pelo al viento
que para fondear en mi puerto
no necesita saber
más que gobernar con tiento,
para que no se te vuelva
el balandro del revés.
Me saben a sal tus besos
y me trae olor a mar
cada palmo de tu piel,
las marejadas azules
son tus brazos cuando subes
buscando al atardecer
donde atracar tu navío
para que esté cerca del mío
pecho con pecho a una vez,
sin que se nos vaya el tiempo,
entre amarras y entre vientos
que terminan por romper.
Has llegado compañera
como llega la marea
con arena entre los pies,
y has traído compañera
otra vez la Primavera
a bordo de tu bajel;
al viento, tu pelo al viento
que para fondear en mi puerto
no necesita saber
más que gobernar con tiento,
para que no se te vuelva
el balandro del revés.

7 comentarios:

  1. Impresionante.
    Este José Ramón Flórez acabó convirtiendose en toda una celebridad en la música latinoaericana componiendo y produciendo cancines para los mas grandes artistas latinos y con ventas que, al día de hoy, superan los sesenta millones de discos..
    En España ha producido y compuesto para Sergio Dalma, Andy y Lucas, Sergio Rivero, Manu Tenorio, Isabel Pantoja, Juan Pardo......
    Gran carrera. Estos eran los comienzos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de haber encontrado casi por casualidad esta publicación, y es que recuerdo que el primer concierto al que asistí en mi vida, fue un recital de José Ramón Flórez, siendo yo un crío, en el salón de actos del colegio de los Padres Dominicos de la Felguera.
    Fui con mi madre, que es prima de José Ramón, recuerdo que al final del concierto sortearon un lote de discos y le tocó a mi madre. Con el paso del tiempo fui perdiéndole la pista, y no recordaba sus canciones, y hoy de casualidad me encuentro con esto. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es seguir luchando

    En la más dura línea del combate

    Tan ciego de furor hacia el contrario

    Que sin temor al dardo por la espalda

    Se vea lucir nuestro penacho

    Rodeado de cascos enemigos

    Y que resalte en medio del estruendo nuestra voz

    Eternamente joven y eternamente enfurecida

    Aun cuando te hayan apresado

    Y cargado tu cuerpo de cadenas

    No inclinarás la frente sobre el pecho

    No dejarás inerte ningún brazo

    Ni considerarás todo perdido

    Que te arrastren si pueden al silencio

    Que te tengan que vencer cada minuto palmo a palmo

    Para que no resurjas y tengas que morir de tan rebelde

    Que te mueran de la raíz a los dientes

    Y por cada gota de sangre viva

    Hayan de librar una batalla

    Enfrente con la muerte cara a cara

    Que hociqueen en tu vientre si se atreven

    Y tengan que rajarte las entrañas,

    Las uñas, la lengua y la caliente bandera
    Que flamea en tu pecho

    Y reclama libertad a cielo abierto

    ResponderEliminar
  4. Lucía Uribarri Mier.11 de agosto de 2013, 16:09

    Conocí al José Ramón cantautor, al personaje tardé unos años mas en descubrirlo, cuando, para celebrar el día de la Santína, subí con mis padres al cerro desde el que el Centro Asturiano se asoma a la ciudad de Caracas.
    Tendía yo unos diez años y correrían los primeros setenta cuando el espigado veinteañero subió, guitarra en mano, a un escenario desde el que durante algo mas de media hora hipnotizó, especialmente al feminerío, a cuantos allí nos encontrábamos.
    En cuanto lo vi quise que fuera el hombre de mi vida; sedosos cabellos ondulados, hablar suave y pausado, tímida sonrisa fácil y boca rodeada de pecas....
    Convencí a mi santa madre para que me llevase a verlo al Centro Gallego, al Canario, de nuevo al Asturiano y hasta estuve a punto de conseguir que me llevase a Barquisimeto por dónde el de Oviedo cantaría siguiendo su especialísima gira Venezolana.
    Entonces, cosas de una pubertad adelantada no sabía de que se trataba; ahora que ya lo he descubierto me atrevo a decir que fué un amor a primera vista que, aún hoy, continua alimentando el fuego de una hoguera que prendió con Asturiana, El Tren De las Diez, El Emilio, Labrador.....
    Hace poco mi adorada madre confesó estar, como tantas otras que tuvimos la suerte de descubrirlo entonces, estar también un poco enamorado del chaval que se escondía tras la guitarra para cantarnos canciones que olían a tierra mojada y prados verdes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta su comentario Lucía! bonitas cosas inspiró entonces.

      Eliminar
  5. que tal disculpen el medio me interesa contactar al maestro J.R Florez ,cualquier ayuda la agradecere

    ResponderEliminar