jueves

ALBERTO MORALES/MI CASA



Mi casa está construida
con muros de amor armado,
con los reflejos dorados
que da la tranquilidad;
mi casa tiene seis puertas
cinco de ellas siempre abiertas,
y una que se cierra a medias
cuando alguien quiere marchar...
mi casa no es un lugar
donde las penas se crezcan,
hace falta mucha yesca
para poderla quemar,
mi casa está situada
junto a un lago de aguas quietas,
de ese color violeta
que tienen los sueños caros...
mi casa es un sitio raro
donde Dios duerme la siesta.
Mi casa tiene un portal
protegido por las flores
donde no llegan olores
de contienda militar,
mi casa no es un secreto
tiene torreones raros
donde están bien encerrados
la mentira y el dolor,
mi casa es, por favor,
la casa de ustedes todos,
enfermos sin curación
contagiados del amor;
mi casa es el lugar
donde se pierden las horas
y nunca se encuentran todas
para poderlas gastar...
mi casa es el lugar
donde Dios viene a cenar,
mi casa es el lugar
donde Dios viene a cenar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada