sábado

JULIO SENADOR/LA BODA



De la iglesia hecha de piedras grises
yace dormido su sentimiento,
y en su pórtico alegre y barroco
murió un rosario florecido al viento...
dentro hace frío.
En su puerta de roble hay cruces quietas
santos y demonios en la madera
y entre los santos de caras serias
olor a incienso y a rosas muertas...
dentro hace frío.
En las capillas que hay a los lados
vírgenes miran con inocencia
frente al altar, arrodillados,
mezclan sus sueños una pareja...
dentro hace frío.
“Queréis José, sí padre quiero
quiero a María”,
y en las vidrieras de las ventanas
juega difusa la luz del día
y en las vidrieras de las ventanas
juega difusa la luz del día.
Llora en silencio María
que es de alegía, que no de pena,
y en las capillas que hay a los lados
su voz a llanto de niña suena
y en las capillas que hay a los lados
su voz a llanto de niña suena.
Ella, la mejor mujer es María, él José,
serán felices si son sencillos
les será fácil, son casi niños;
muchas personas les han besado
sólo un amigo les ha cantado,
serán felices si son sencillos
les será fácil, son casi niños;
“Queréis José, sí padre quiero
quiero a María”,
y en las vidrieras de las ventanas
juega difusa la luz del día
y en las vidrieras de las ventanas
juega difusa la luz del día.
Llora en silencio María
que es de alegía, que no de pena,
y en las capillas que hay a los lados
su voz a llanto de niña suena
y en las capillas que hay a los lados
su voz a llanto de niña suena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada